lunes, 19 de enero de 2015

Overlord





¿Cansado de hacer siempre lo mismo? ¿Estás aburrido ya de rescatar día sí y día también a princesas y de solucionar los problemas de aldeanos desagradecidos? ¿Por qué no pruebas algo diferente? Overlord es un juego que te pone en la piel de un señor oscuro que fue derrotado por siete héroes tiempo atrás y que ahora ha sido revivido para volver a extender su dominio lúgubre.

El juego tiene por objetivo derrotar a los siete héroes que acabaron contigo tiempo atrás. Sin embargo, antes de eso deberás reconstruir tu torre, que quedó destruida tras el asalto. Para llevar a cabo ambas tareas contarás con la ayuda de una horda de extrañas criaturas con aspecto parecido al de un gremlin y que reciben el nombre de esbirros. No podremos desplegar a la vez todos los esbirros de los que dispongamos, sino que el tamaño máximo de la horda está limitado a 100 individuos. Para aumentar la cantidad disponible de estas extrañas criaturas, deberemos recoger las ánimas que sueltan los enemigos al ser derrotados. La función de los esbirros será, principalmente, la de acabar con los enemigos, recoger objetos para llevarlos a la torre y accionar mecanismos. Existen cuatro tipos de esbirros:
  • Parduzcos: Son los más fuertes y resistentes, lo cual los hace idóneos para el combate cuerpo a cuerpo.
  • Bermejos: Son ignífugos y en la batalla atacan lanzando bolas de fuego a distancia.
  • Viridios: Son los más sigilosos, lo cual les permite atacar a los enemigos subiéndose a su espalda sin que estos se den cuenta para así acabar con ellos. Además, son inmunes al veneno.
  • Zarcos: Son los únicos capaces de nadar, la magia no les afecta y, además, pueden resucitar a los esbirros que hayan caído recientemente en combate. Sin embargo, son los menos resistentes, lo cual los hace  poco recomendables para el combate.
parduzco (derecha), bermejo (izquierda),
viridio (abajo) y zarco (arriba)


A pesar de que la fuerza del Overlord venga determinada en su mayor parte por su horda, éste tendrá también la capacidad de atacar. Empezarás usando un hacha de acero, pero podrás conseguir más armas y de mejores materiales tras la reapertura de la forja de la torre. Allí también podrás fabricarte una nueva armadura, la cual podrás imbuir con la energía vital de algunos esbirros para, de este modo, aumentar su resistencia. Así mismo, también podrás utilizar hechizos que encontrarás desperdigados por los distintos mapas una vez que los devuelvas a la torre.

En algunos puntos del juego se nos ofrecerá también la posibilidad de tomar decisiones, las cuales nos sumarán puntos de bondad o de maldad, según lo que elijamos. Realmente no influye demasiado en el juego, pero siempre es agradable contar con propuestas de este tipo.

Uno de los puntos más destacables de Overlord es el humor que destila. Muchas situaciones y diálogos de los personajes conseguirán arrancarnos más de una sonrisa.

Aunque ni sus gráficos ni su banda sonora son espectaculares, cumplen bien su función.

En resumen, considero que es un juego altamente recomendable, muy entretenido y con una duración aceptable. Creo que cualquiera que lo pruebe quedará gratamente sorprendido.

Para más información podéis consultar la wiki de este juego (está en inglés).

Adjunto también un tráiler del juego.

video

Eso es todo por ahora. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario